Posts Tagged ‘Métodos de investigación’

Métodos de investigación (1er ensayo)

junio 13, 2008

El método es el camino que se sigue en una investigación. Comprende los procedimientos para desentrañar sus conexiones internas y externas, para generalizar y profundizar los conocimientos y demostrarlos rigurosamente.

Los métodos pueden ser generales o particulares. Los primeros son el análisis y la síntesis:

Análisis y Síntesis

Método Analítico:

Este método implica el análisis (del griego análisis, que significa descomposición), esto es la separación de un todo en sus partes o en sus elementos constitutivos. Se apoya en que para conocer un fenómeno es necesario descomponerlo en sus partes. Un ejemplo de este método lo encontramos en los experimentos que realizó Pavlov para estudiar los reflejos condicionados.

La finalidad de este método es resolver la situación, y siendo así se dice que se ha logrado un procedimiento analítico. Este procedimiento había sido adoptado ya por Aristóteles con el objeto de resolver la demostración en el silogismo, el silogismo en las figuras, las figuras en las proposiciones.

Ahora, de acuerdo con Berelson (1952), el análisis de contenido es una técnica de investigación para la descripción objetiva, sistemática y cuantitativa. A esto Danielson (1963), añade uno más, manifiesta, es decir, se analiza el contenido por lo que dice, no por su significado entre líneas.

Carney señala que “el análisis de contenido es cualquier técnica para hacer inferencias que identifiquen en forma objetiva y sistemática características específicas de los mensajes”

Aunque el análisis de contenido surgió en la década de 1920, está presente en la actualidad.

Método Sintético:

Implica la síntesis (del griego synthesis, que significa reunión), esto es, unión de elementos para formar un todo. Es un proceso mediante el cual se relacionan hechos aparentemente aislados y se formula una teoría que unifica los diversos elementos.

La síntesis, aparte del significado común de unificación, coordinación o composición, tiene otros significados específicos: 1) el de método cognoscitivo, opuesto al análisis, puede ser considerada como el método que va de los simple a lo compuesto; 2) el de actividad intelectual; 3) el de unidad dialéctica de los opuestos; 4) el de unificación de los resultados de las ciencias en la filosofía.

Estas operaciones no existen independientes una de la otra, el análisis de un objeto se realiza a partir de la relación que existe entre los elementos que conforman dicho objeto como un todo; y a su vez, la síntesis se produce sobre la base de los resultados previos del análisis. El análisis y la síntesis desempeñan un importante papel en el proceso de la cognición.

La oposición de los dos métodos fue expresada por vez primera por Descartes y Leibniz la expresó así: “A menudo se llegan a bellas verdades mediante la síntesis, partiendo de lo simple a lo compuesto, pero cuando se trata de encontrar el medio para hacer lo que nos proponemos, la síntesis por lo común no basta y corresponde al análisis darnos el hilo en el laberinto…”

Fenomenología

(del griego fainómenon: fenómeno, y lógoV: doctrina, tratado). La fenomenología se refiere en general al estudio de los diferentes modos en que las cosas aparecen o se manifiestan en la conciencia. Es la esencia del conocimiento. Para que se produzca el conocimiento, se requiere indispensablemente de dos elementos: el SUJETO que es el hombre, único ser capaz de conocer y el OBJETO, que es la cosa. Sujeto y objeto se correlacionan entre sí dando como resultado el conocimiento.

Ella representa una corriente idealista subjetiva cuyo posterior movimiento filosófico del siglo XX (escuela fenomenológica) se debe, entre otros, a los estudios de E. Husserl.

Ella describe las estructuras de la experiencia tal y como se presentan en la conciencia, sin recurrir a teoría, deducción o suposiciones procedentes de otras disciplinas. En la actualidad se han desarrollado interpretaciones fenomenológicas en teología, sociología, psicología, psiquiatría, crítica literaria, lingüística y otras ciencias sociales.

Corriente idealista subjetiva fundada por Husserl; El concepto central de la fenomenología –la «intencionalidad» de la conciencia (su orientación hacia el objeto)– está destinado a sustentar el principio idealista subjetivo de que «no hay objeto sin sujeto». Los requisitos básicos del método fenomenológico son:

1) la reducción fenomenológica, es decir, abstenerse de formular juicios de cualquier clase que conciernan a la realidad objetiva y que rebasen los límites de la experiencia «pura» (o sea, subjetiva)

2) la reducción trascendental, es decir, el ver al propio sujeto del conocimiento no como un ser real, empírico, social y psicofisiológico, sino como conciencia pura trascendental.

El término fue acuñado probablemente en la escuela wolffiana. Kant adoptó el término para indicar la parte de la teoría del movimiento que considera el movimiento o el reposo de la materia sólo en relación con las modalidades en que aparecen al sentido externo. A su vez Hegel denominó Fenomenología del espíritu a la historia novelada de la conciencia que llega a presentarse a sí misma en su verdadera naturaleza, o sea como conciencia infinita o universal. Hamilton por su parte, dio otro significado, como pura descripción de la apariencia psíquica.

Actualmente se maneja una noción de fenomenología correlativa al significado de fenómeno, enunciada por Husserl; que denomina “pura” o “trascendental”, es una ciencia de esencias y no de datos de hecho.

Método Heurístico

(Del griego heurisico = yo encuentro). Consiste en una búsqueda informada, es decir, que utiliza el conocimiento específico del problema, por ello puede encontrar soluciones de una manera más eficiente que una búsqueda no informada.

Consiste en que el profesor incite al alumno a comprender antes de fijar, implicando justificaciones o fundamentaciones lógicas y teóricas que pueden ser presentadas por el profesor o investigadas por el alumno.

Conclusiones

Si se analizan las características de los métodos explicados anteriormente, es fácil concluir que en una misma investigación pueden realizarse varios tipos de estudios previos que se requieran a fin de concretar un mejor desarrollo y llegar a conclusiones válidas y confiables.

Bibliografía

  • Campos Méndez, J. S. Introducción a la filosofía UAEM – Morelos. 1994
  • Diccionario soviético de filosofía, Ediciones Pueblos Unidos, Montevideo 1965
  • Diccionario de Filosofía, Nicola Abbagnano, Fondo de Cultura Económica 1998
  • Hernández-Sampieri, R. Fernández-Collado, C., Baptista-Lucio, P. Metodología de la investigación, Mc Graw Hill, Colombia. 1996
  • López Cano J. L., Métodos e hipótesis científicas, México, 1984
  • Prieto, D. Diseño y comunicación UAM-Xochimilco. 1987
  • Russell, S. J., Norvig P. Inteligencia artificial un enfoque moderno, Pearson prentice hall. 2004

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.