Taller de Artes Visuales orientado a la Comunicación y Diseño Gráfico

EL MUSEO

Introducción

Como un acercamiento al estudio de los museos el presente ensayo pretende indagar el origen del ser del museo. La intención del trabajo es encontrar pautas simbólicas para el diseño y el análisis de la comunicación visual de lo que representa un museo dentro de su comunidad para finalmente aplicarlo a la creación de un Museo Regional que sirva como un motor de conciencias preocupada por constituir una verdadera oferta cultural con el fin de informar y entretener al público poniendo a su alcance elementos para desenvolverse mejor social y culturalmente mediante la reflexión, el aprendizaje y la interacción con lo expuesto.

Origen

Museo (del latín musēum y éste a su vez del griego μουσεον) es una institución pública o privada, permanente, sin fines de lucro, al servicio de la sociedad y su desarrollo; abierta al público, que adquiere, conserva, investiga, comunica y expone o exhibe, con propósitos de estudio, educación y deleite colecciones de arte, científicas, etc., siempre con un valor cultural, según el International Council of Museums (ICOM). Este tipo de colecciones, casi siempre valiosas, existió desde la Antigüedad clásica.

El término “museo”, indicaba también: un templo de musas (Las nueve diosas hijas de Zeus : Clío, Euterpe, Talía, Melpómene, Terpsícore, Erato, Polimnia, Urania y Calíope eran, junto con Apolo, patronas de las artes y las letras en la mitología clásica. Encontramos entonces que desde la raíz de su nombre el museo está vinculado con el mito.), un lugar sagrado que ellas frecuentaban, y no hay que olvidar que, en su origen, las musas eran las diosas de la memoria. Más tarde, en la época de la dinastía Ptolemaica, Ptolomeo Filadelfo mandó construir en Alejandría en el siglo III a.C. un edificio al que llamó Museo (otras fuentes aseguran que su fundador fue Ptolomeo I Sóter, padre del anterior, quien llamó al Museo como Templo de las Artes o las musas). Estaba dedicado al desarrollo de todas las ciencias y servía además para las tertulias de los literatos y sabios que vivían allí, bajo el patrocinio del Estado. En aquel museo se fue formando poco a poco una importante biblioteca.

Es en el Renacimiento cuando se da el nombre de “museo” tal y como lo entendemos hoy a los edificios expresamente dedicados a tales exposiciones. Por otra parte están las galerías de arte, donde se muestran pinturas y esculturas. Su nombre deriva de las galerías (de los palacios y castillos), que eran los espaciosos vestíbulos de forma alargada, con muchas ventanas o abiertos y sostenidos por columnas o pilares, destinados a los momentos de descanso y a la exhibición de objetos de adorno, muchas veces obras de arte. El aspecto del coleccionismo renacentista que más se vincula con los orígenes del museo es, de todas formas, el de la colección de obras antiguas: éstas no sólo adornaban las salas de los palacios de las cortes italianas o estaban dispuestas en refinados studioli, sino que a menudo se las colocaba en jardines o patios. En este terreno se pueden rastrear precoces intentos de museo como la creación por parte de Bramante y Julio II del “jardín de las estatuas” en Belvedere (1506) con piezas celebres (entre las cuales figuraban el Lascoonae y el Apolo) estudiadas por generaciones de artistas. Pero es a partir de la mitad del siglo XVIII que surge con caracteres precisos de autoconciencia en relación directa con la difusión de la cultura ilustrada.

Pero es, sobre todo después de la II guerra mundial, cuando el museo debe afrontar una profunda revisión, no sólo de sus estructuras, sino también de sus funciones tradicionales. En Italia las obras de restauración y reparación después de la destrucción bélica ha dado la oportunidad para realizaciones de alto nivel, de F. Albini, del estudio BBPR, de C. Scarpa de F. Minissi y otros. En España, más recientemente, sobresalen las realizaciones de J. L. Sert en la Fundación Joan Miró de Barcelona y de R. Moneo en el Museo de Arte Romano de Mérida. El aumento del público, el incremento del turismo internacional, el surgimiento de nuevas necesidades culturales, las exigencias planteadas a la sociedad por el espectáculo y los medios de comunicación de masas han impuesto al museo transformaciones -llevadas a cabo en los Estados Unidos más rápidamente que en Europa- de lugar de conservación-contemplación estética a lugar de activa elaboración cultural, lo cual implicó la recuperación, con nuevas formas y medios técnicos actualizados, de la antigua función didáctica: la actuación de los servicios técnicos (depósitos, laboratorios de restauración, etc.) y para el público (biblioteca, sala de conferencias, servicios de restaurante); la previsión de amplios espacios para actividades expositivas temporales; la implantación de una política promocional en relación con el arte contemporáneo.

Por tanto es oportuno distinguir la historia del museo del coleccionismo, término usado preferentemente para indicar las diversas formas de acumulación y de recolección de obras de arte con anterioridad a las organizaciones museísticas. El elemento más significativo para distinguir entre colección y museo reside en el destino público de este último, pues con él cambian la concepción misma y la estructura de la colección. El patrimonio de un museo tiene caracteres estables, si no inmutables en el tiempo, pues la función conservadora es una de sus tareas esenciales. De cualquier manera, situar la prehistoria del museo dentro de las variadas y complejas formas de organización habidas en la época del coleccionismo es posible; ya sea determinando la disponibilidad o potencialidad de las colecciones para ser visitadas, ya sea siguiendo criterios, por así decirlo, museográficos, en el ordenamiento y en la conservación de las colecciones.

Patrimonio cultural

Hablar del museo implica hablar del patrimonio cultural pues el museo es uno de los espacios más representativos, destinados para su conservación.

El patrimonio cultural es el conjunto de exponentes naturales o productos de la actividad humana que nos documentan sobre la cultura material, espiritual, científica, histórica y artística de épocas distintas que nos precedieron y del presente; y que, por su condición ejemplar y representativa del desarrollo de la cultura, todos estamos en la obligación de conservar y mostrar a la actual y futura generación.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, el Arte y la Cultura (UNESCO), en su convención 2003 define al patrimonio inmaterial como el patrimonio que debe salvaguardarse y que consiste en usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas transmitidos de generación en generación y que infunden a las comunidades y a los grupos un sentimiento de identidad y continuidad, contribuyendo así a promover el respeto a la diversidad cultural y la creatividad humana.

El patrimonio cultural, según apunta Luis Alonso Fernández, “continúa siendo el elemento expresivo más destacado de la evolución y el desarrollo de la Humanidad…La exégesis (explicación, interpretación) del patrimonio es al mismo tiempo la explicación de la vida integral del hombre sobre la tierra a través de los hechos y objetos por él producidos a lo largo de los tiempos, y conservados y transmitidos generación tras generación hasta nuestros días.”

El patrimonio es, entonces, portador de la memoria colectiva de un pueblo. Su conservación responde en principio a la necesidad humana de identificarse en el presente a partir del pasado y a su vez, representa un compromiso de continuidad hacia el futuro. La función ritual de la conservación del patrimonio (y por ende una de las funciones rituales del museo) atiende, pues, al “profundo y ardiente deseo que sienten los individuos de identificarse con la vida de la comunidad y a su vez a la perpetuación de dicha identidad, asegurando la permanencia futura. Así, la empresa de la conservación es la de asegurar un vínculo entre lo que fue y lo que vendrá.

El museo Nacional Mexicano

Considerando la función ritual del museo sobre el deseo de identificarse con la comunidad, el museo mexicano, consumada la independencia, nació al establecerse una junta de antigüedades y al pensarse en crear un conservatorio de ellas dentro de la universidad, con la finalidad de proteger los bienes del patrimonio cultural y además estudiarlos. Siendo así, se logra fundar en 1825 el Museo Nacional, según acuerdos del presidente de la República Guadalupe Victoria, y del secretario de Estado Lucas Alemán. El reglamento del museo, con fecha 15 de junio de 1826 lo identificó como mexicano y definió su función de reunir y conservar cuanto pudiera y en el grado más exacto el conocimiento del país, de su población primitiva, de las costumbres de los habitantes, del origen y progreso de las ciencias, artes y religión, y de lo concerniente a las propiedades del suelo, el clima y las producciones naturales.

Arquitectura del museo

Por un lado, los museos no pueden ser espacios cerrados, elitistas e inaccesibles, ya que deben invitar a un público históricamente reticente – esa es nuestra realidad- a acceder a sus colecciones. Por otro lado, un museo que tiene bajo su custodia objetos patrimoniales, como es el caso de la mayoría de los museos públicos, no puede plantearse como una vitrina cuya única finalidad es exhibir sus contenidos, ya que de esta manera se estaría negando el papel de la conservación.

El público

El público es el componente final en la comunicación del concepto museográfico. Se han hecho estudios al respecto y gran parte de ellos se han preocupado por averiguar por qué el público va o no va al museo, en qué condiciones lo hacen, qué esperan encontrar en él. Todo ello ha servido para entender cómo ciertas comunidades forman sus propias concepciones de lo que es el patrimonio, es en este aspecto sobre el cual nos interesa abordar desde el punto de vista de la comunicación gráfica y visual, ya que el papel de la misma contribuye a la vinculación del museo y el patrimonio cultural con la comunidad.

El público, además tiene injerencia en los nuevos sistemas de gestión, no sólo como objeto de repetidos análisis cuyos resultados repercuten en las estrategias de gestión de un museo, sino como agente con voz y voto. Se espera modificar la cultura de trabajo con un público real y potencial fomentando también la emisión de opiniones cada vez más responsables.

Clasificación

Los museos dan muestra de la importancia de su existencia dentro de una comunidad desarrollando más conocimientos e interrelacionándose con su pasado histórico. La clasificación de los museos en México es la siguiente:

Museos y centros culturales

ARTE COLONIAL MEXICANO

· Antiguo Colegio de San Ildefonso

· Ex-convento de Culhuacán

· Museo de la Basílica de Guadalupe

· Museo Nacional del Virreinato

· Museo de la Catedral

· Museo de San Carlos

· Museo Franz Mayer

· Museo Nacional de Arte

· Museo Nacional de Historia

· Museo del Carmen

· Palacio de Iturbide

· Pinacoteca Virreinal de San Diego

ARTE MODERNO Y CONTEMPORÁNEO

· Antigua Escuela Nacional Preparatoria

· Colegio de San Ildefonso

· Museo Rufino Tamayo

· Sala de Arte Público David Alfaro Siqueiros

· Museo de Arte Carrillo Gil

· Museo de Arte Moderno

· Museo del Palacio de Bellas Artes

· Museo de San Carlos

· Museo Cuevas

· Museo de la Alameda

· Museo Nacional de Arte

CULTURAS PREHISPÁNICAS

· Anahuacalli

· Museo del Templo Mayor

· Museo Nacional de Antropología

· Museo de Sitio Zona Arqlga. de Teotihuacán

· Museo Arqueológico de Cuicuilco

· Museo Arqueológico de Xochimilco

· Museo del Cerro de la Estrella

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

· Gruta Marina

· Museo de la Medicina

· Jardín Botánico

· Museo de Ciencia y Tecnología

· Museo de Geología (UNAM)

· Museo de Historia Natural

· Museo Universitario de Ciencias y Artes

· Papalote-Museo del Niño

· Planetario Luis Enrique Herro

ETNOLOGÍA

· Museo de Artes e Industrias Populares

· Museo de la Charrería

· Museo de la Indumentaria Mexicana

· Museo Nacional de las Culturas

· Museo-Casa Frida Kahlo

· Museo Nacional de las Culturas Populares

HISTORIA

· Casa de León Trotsky

· Galería de Historia el Caracol

· Museo de la Ciudad de México

· Museo del Ejército

· Museo del Templo Mayor

· Museo de las Intervenciones

· Museo Nacional de Historia

· Museo Legislativo

LITERATURA

· Claustro de Sor Juana

· Capilla Alfonsina

· Museo Casa del Poeta

COLECCIONES DIVERSAS

· Museo de la Caricatura

· Museo del Calzado

· Museo de Cera de la Ciudad de México.

· Museo de Instrumentos Musicales

· Museo Nacional de Artes Gráficas

· Museo Juan Pablos de las Artes Gráficas

· Museo Nacional de la Estampa

· Museo Numismático

· Museo Postal

· Museo Soumaya

CENTROS CULTURALES

· Casa de la Cultura Mixcoac (D.D.F.)

· Casa de la Cultura Del. Cuauhtémoc (D.D.F.)

· Casa de la Paz (UAM)

· Casa del Lago (UNAM)

· Casa de la Cultura de Coyoacán (D.D.F.)

· Centro Cultural Torre del Reloj

· Centro Cultural San Angel (D.D.F.)

· Centro Mascarones (UNAM)

· Coyoacán

· El Colegio de México

· El Colegio Nacional

· Centro Mascarones (UNAM)

· Museo Isidro Fabela

· Museo Estudio Diego Rivera

· Museo Universitario del Chopo

· Fundación Miguel Alemán

· Instituto Cultural Hispano-Mexicano

· Instituto de Amistad e Intercambio Cultural México-Rusia

· Instituto de Estudios Superiores de Monterrey

· Instituto Goethe

· Instituto Tecnológico Autónomo de México

· Polyforum Cultural Siqueiros

· Sociedad de Escritores de México

· El Colegio de México

· Palacio de Minería

· Universidad Autónoma Metropolitana

· Universidad del Valle de México

· Universidad Iberoamericana

· Universidad La Salle

CONCLUSIONES

El Museo se define día con día. Para ello es relevante conocer las aportaciones y diferencias en término de educación, gestión, conservación del patrimonio y la memoria histórica. “Fue concebido desde sus inicios como un espacio participativo, cuya premisa era conjugar las preocupaciones de las comunidades indígenas, rurales y urbanas para ofrecerles la oportunidad de reconocerse con su patrimonio cultural, para descubrir y afirmar su valor, investigarlo, resguardarlo y disfrutarlo, estimulando la generación de proyectos de desarrollo basados en un aprovechamiento adecuado de su propio patrimonio, y propiciando la creación de un terreno común en el que las comunidades pudieran encontrarse y apoyarse”. A lo largo del siglo XX se analiza y reflexiona sobre la definición, el quehacer y los objetivos de la institución llamada museo comprometida a resguardar el patrimonio cultural de cada nación.

Desde el punto de vista de la comunicación gráfica y visual, el compromiso social de la misma es el de contribuir en la conciencia y reflexión de la comunidad acerca del papel del museo pero partiendo de lo que la población está acostumbrada a percibir, ya que cada entorno y medio de comunicación condiciona el tipo de mensaje y reflexión en relación con las posibilidades de atención del público. Apoyar el desarrollo del Museo Regional desde el punto de vista de la comunicación gráfica como el elemento más amplio de difusión es urgente de manera que permita heredar a las próximas generaciones un importante legado que incube en ellos un sentido de pertenencia hacia sus pueblos y raíces.

BIBLIOGRAFÍA

http://www.architecthum.edu.mx/Architecthumtemp/ensayos/dosorio1/dosorio1

http://es.wikipedia.org/wiki/Museo

http://w3.cnice.mec.es/eos/MaterialesEducativos/bachillerato/arte/arte/coleccio/ museo.htm

http://www.mexicocity.com.mx/museos.html#Historia

Olivé Negrete, J. C., Cottom, B. INAH, Una historia vol. I Antecedentes, organización, funcionamiento y servicios. INAH 2003

Witker, R. Los museos, Tercer milenio CONACULTA

Abaroa, E., Azpiri, A., Carretero, A., Holo, S., López Barbosa, F., Murguia, V., Nowlen, P., Museos de México y el mundo, la voluntad de mostrar, el ingenio de ver, CONACULTA – INAH.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: